Tiempo para sobrevivir | Nóvament

Tiempo para sobrevivir

Mientras muchos capitanes de empresa, sobre todo dueños de pequeños o medianos negocios alegan que no tienen tiempo para pensar en el futuro de corto o mediano plazo, alguien ya está pensando por ellos y ha decidido que su negocio morirá o al menos la pasará muy mal.

Y para que deduzcamos juntos quién es ese “alguien”, va una historia de dominio público en el medio empresarial: hubo un hombre que a mediados de los años noventa, en el inicio del internet, decidió hacer una tienda para vender “de todo”, pero donde el cliente permanecería frente a una pantalla para hacer sus compras.

Esa tienda pocos años después no sólo fue una realidad, sino que se ha convertido en un modelo de comercio a nivel mundial y además desplazó a gigantes del comercio minorista, los metió en crisis y eventualmente sufrieron quiebras que fueron de escándalo.

Si a estas alturas no lo hemos adivinado, el empresario se llama Jeff Bezos, la tienda se llama Amazon y al menos uno de los gigantes caídos se llama Toys R Us.

Otro ejemplo para encontrar al conspirador “alguien”. Hace tiempo un cliente dedicado a servicios de asesoría fiscal me confesó cómo, por la naturaleza de su negocio, el está mucho más enfocado en procesos y en el control de la empresa. Después de escucharlo, le dije que mientras el se preocupaba con esos temas, su competencia comenzaba a trabajar estrategias fiscales con la ayuda de un robot informático (algoritmos los llaman en tecnologías de información) llamado Watson, creado por IBM.

Resulta que Watson recibe toda la información necesaria: leyes fiscales, escenarios, información contable y otros insumos, y con todo ello trabaja una estrategia fiscal para sus clientes. Este programa simplifica el trabajo, afina estrategias y aprende de las personas. Mientras el fiscalista que tal vez es mejor que su competidor y tiene más experiencia, está preocupado por los procesos de su empresa, su competidor simplifica su trabajo, aprovecha la tecnología, y sí, se adelanta para ganar la carrera al futuro.

Desde 1994, Jeff Bezos vió hacia dónde iban las cosas y decidió trabajar anticipadamente. Amazon no sólo es hoy sinónimo de retailing sino por medio de su modelo innovador ha logrado entender los hábitos de consumo de la gente para primero anticiparse y ahora da un paso más osado buscando alterar dichos hábitos.

El “alguien” a quien nos referíamos al principio es nuestro competidor y ahora está pensando creativa e innovadoramente. Lo más triste es que probablemente no necesitará declararnos la guerra. Vendrán tristes días en que sólo veremos con naturalidad cómo los clientes se deslizan hacia un jugador mientras el o los otros decaen y mueren.

Estamos en un tiempo para anticiparnos, y no tenemos mucho tiempo. El cliché que pregonaba desde hace 15 ó 20 años, “las cosas están cambiando muy rápido”, hoy es más real que nunca.

Basta con voltear alrededor, googlear nuestro sector, nuestros servicios o productos, descubriendo las tendencias que vienen; aceptémoslo: las cosas sí están cambiando demasiado rápido.

Amazon y Jeff Bezos están adelantados, ¿Por qué ellos si pueden y usted no? Hay varios factores que están allí, pero con uno podremos comenzar y es el problema de cómo estamos pensando.

“No tengo tiempo para planear”, “La operación me come”, “¿A qué horas quieren que lo haga?”, “O planeo o cobro”, “O planeo o vendo”. Y así podemos seguir… ¿Nos suenan conocidas?

La anticipación al futuro, la respuesta puntual a las necesidades que vendrán, la oportunidad de ser útil a nuestros clientes, son producto de mentes que toman en serio la visión de su negocio. Esas mentes sobrevivirán.

“O cambias tu forma de pensar o te mueres”, repito con frecuencia a mis clientes. Y no es ánimo de espantar. Darnos tiempo para pensar en el futuro de nuestro negocio, a estas alturas es darse tiempo para sobrevivir y no sólo es abrir la puerta a grandes posibilidades de transformación y prosperidad. Esas vendrán después.

 

 

  Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *