innovadora | Nóvament
innovadora

Tu Cultura te Distingue del Resto

Por: Christian Llanos Si entendemos como cultura de manera general a ese conjunto de costumbres, tradiciones, comportamientos y valores que dan identidad a un conjunto de personas que conviven en sociedad, podemos llevarlo en el mismo contexto a los equipos de trabajo dentro de las organizaciones; Tanto entre naciones, como comunidades y más particularmente entre […]

Por: Christian Llanos

Si entendemos como cultura de manera general a ese conjunto de costumbres, tradiciones, comportamientos y valores que dan identidad a un conjunto de personas que conviven en sociedad, podemos llevarlo en el mismo contexto a los equipos de trabajo dentro de las organizaciones; Tanto entre naciones, como comunidades y más particularmente entre compañías, la cultura distingue unas de otras y también las caracteriza por el poder y el nivel de influencia que tienen sobre las demás, es decir “Tu cultura te distingue del resto”.

Es por este punto anterior que requerimos evaluar cuál es la cultura que actualmente vive mi empresa y cuál es la que necesita, para alcanzar esos niveles de poder y cumplimiento de objetivos que se anhelan.
Pues Bien. Teniendo como base la metodología de Cameron y Quinn sobre las 4 culturas identificables dentro de cada organización que son: Clan (Enfocada el bienestar de su gente), Innovadora (Nuevos productos para nuevos mercados), Mercado (Con enfoque al dominio y presencia de la marca) y Jerárquica (dirigida hacia una estandarización eficiente de procesos). Requerimos entender cuáles son las variables que permiten determinar qué tipo de cultura se vive orgánicamente en mi compañía.

Esta misma metodología marca 6 dominios que conforman la cultura y que requieren ser evaluados para poder entender la dirección actual de los comportamientos y tradiciones de la organización, éstos son:
1- Característica Dominante: Son las cualidades propias que se perciben de primera mano en la organización, un lugar personal, un espacio creativo o emprendedor, un ambiente que impulsa la competencia o un espacio de trabajo controlado.
2- Estilo de liderazgo: Se refiere a la forma en que se influye en los miembros del equipo para obtener la participación y el entusiasmo hacia las metas de la organización ya sea como facilitador, mentor, emprendedor y retador o agresivo, competitivo y especialmente enfocado al cumplimiento de resultados.
3- Estilo de administración: Habla de la manera en que la organización dirige a las personas hacia el cumplimiento de los objetivos, es decir, por medio del trabajo en equipo, consensos, toma de riesgos, equipos competitivos o equipos orientados al alto desempeño.
4- Cohesión del equipo: Es decir, ¿qué es lo que mantiene unidas a las personas?, el trabajo colaborativo, el sentido de unir esfuerzos para lograr objetivos, crear nuevas ideas, lealtad, sentido de pertenencia y confianza mutua o simplemente la formalidad de las reglas para trabajar en la organización.
5- Clima organizacional (Énfasis estratégico): Este dominio marca los objetivos básicos y cuáles son los recursos necesarios para alcanzarlos, Desarrollo humano, desarrollo de procesos eficientes, adquisición de recursos o fortalecer la competitividad.
6- Criterio de éxito: Es decir, que celebramos o cómo identificamos que la organización es exitosa, por su talento humano, por la eficiencia y estabilidad en sus procesos, por tener los productos más novedosos o quizá por la presencia en el mercado.

Es necesario empezar a cuestionar éstos dominios dentro de mi organización, identificando si las tendencias más frecuentes son “hacia la gente”, “los procesos”, “la innovación” o “la competencia en el mercado”, así podremos determinar que cultura se vive y si es ésta la que me llevará a cumplir mis objetivos y por lo tanto sobresalir de entre los demás.