Impacto de la cultura en el desempeño | Nóvament

Impacto de la cultura en el desempeño

Por Mónica Luna, Socia Regional de Nóvament Querétaro

Desde la década de 1980, la cultura organizacional fue vista como la clave de la integración interna de los negocios y la adaptación de los cambios en el entorno externo. Actualmente, casi ninguna práctica de gestión empresarial ignora la importancia de la cultura organizacional, por ejemplo en el caso de Citibank que la estrategia la orienta a las personas, o la empresa Hewlett-Packard que basa su estrategia en la cultura organizacional, o Lenovo que su éxito ha sido con base a una cultura clan, etc.

El papel de la cultura corporativa es muy obvio en el desempeño brillante de la empresa, los resultados que se han estudiado a nivel nacional e internacional muestra que la cultura organizacional tiene un impacto significativo en el desempeño de la empresa. Sin embargo, este resultado se obtiene principalmente a través de estudios de casos, rara vez los académicos usan métodos de investigación empírica para ilustrar cómo la cultura organizacional puede afectar el desempeño. Con base en esto, este artículo habla de la relación entre la cultura y el desempeño organizacional que se pudieran obtener mediante métodos de investigación empírica. Nóvament entiende esta correlación y acompaña en el mejoramiento del desempeño de la empresa a través de diseñar una cultura estratégica adecuada a la empresa.

En general, los indicadores de evaluación del desempeño organizacional pueden dividirse en financieros y no financieros. Aquellos que miden la rentabilidad , la tasa de crecimiento de la rotación, el retorno de la inversión, el retorno de los activos, etc. los llamados indicadores financieros. Por otro lado, los no financieros incluyen la participación relativa en el mercado, el grado relativo de reconocimiento de marca, la satisfacción del cliente, la lealtad del cliente, etc. Dichas métricas son importantes al momento de identificar el desempeño organizacional. Algunos académicos han buscado simplificar el sistema de medición del rendimiento de las empresas utilizando un solo indicador, como el beneficio, ya que la supervisión de una sola variable es más fácil de analizar e investigar.

Haciendo de lado el uso de un solo indicador, se debe tener presente que, al tener diferentes empresas, estas pueden medirse por diferentes indicadores todo esto en función de la estructura organizacional, de los objetivos finales o dela naturaleza del negocio; los indicadores más relevantes para una empresa de consumo de bienes básicos no son los mismos que para una empresa dirigida a las actividades financieras.

 

 

  Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *