Blog | Nóvament
Blog

La Cultura NO es una tarea solo de RH

Por Daniel Ibarra, Director de Consultoría de Nóvament Dirigir una empresa o un área, es un trabajo donde cada acción y cada decisión, implica una infinidad de factores que se deben tomar en cuenta. En nuestra experiencia, los dos principales aliados de Directores y Directoras, para lograr que sus organizaciones tengan mejores resultados a lo […]

Por Daniel Ibarra, Director de Consultoría de Nóvament

Dirigir una empresa o un área, es un trabajo donde cada acción y cada decisión, implica una infinidad de factores que se deben tomar en cuenta. En nuestra experiencia, los dos principales aliados de Directores y Directoras, para lograr que sus organizaciones tengan mejores resultados a lo largo del tiempo, son la Estrategia y la Cultura.

Por un lado, la estrategia ofrece una lógica formal para los objetivos, mientras la cultura guía la actividad y los comportamientos de las personas,  a través de suposiciones compartidas y normas grupales.

Desafortunadamente, muchos líderes, dejan a la cultura sólo en Recursos Humanos, donde se vuelve un tema secundario, que se aísla de la relevancia que se le da a los planes, acciones y presupuestos que vienen de la estrategia, y es aquí cuando la estrategia y el logro de objetivos empiezan a complicarse.

Cuando hablamos de cultura nos referimos a este fenómeno dinámico que nos rodea y que siempre se está auto creando con cada interacción y cada comportamiento de todas las personas de la empresa, pero también al conjunto de estructuras, rutinas, reglas y normas que guían y limitan el comportamiento de todos en la empresa.

Si entendemos la dinámica de la cultura, será menos probable que estemos desconcertados, irritados y ansiosos cuando nos encontremos con el comportamiento desconocido y aparentemente irracional de las personas en nuestra empresa.

Por eso, un mensaje relevante para los líderes es: que traten de comprender la cultura que se vive en sus empresas. Esta capacidad de percibir las limitaciones de la cultura y de hacerla evolucionar de acuerdo a las exigencias de la empresa y la estrategia, es la esencia y el desafío final del liderazgo.

Hay que recordar que lo que funcionó en el pasado puede que ya no funcione en el futuro, y lo que funcionó para una compañía puede no funcionar para otra

Si lo más relevante para una organización es asegurar su alto desempeño y el alto desempeño se logra al ejecutarla a través de esa compleja dinámica que es la cultura, entonces una de las cosas realmente importantes dentro de la acción directiva, es crear y gestionar la cultura. El talento de los líderes, es su capacidad para comprender y trabajar con la cultura; y un acto supremo de liderazgo, es destruir y re construir la cultura cuando se considera contraria y disfuncional a los planes de la empresa.

¿Operación vs Planeación? Difícil decisión

Por Mauricio Leal Goldstein En muchas ocasiones me ha tocado escuchar a los directores y directoras de empresas pequeñas y medianas decir “Me encantaría hacer planeación, pero tengo que decidir entre operar y planear”, en lo personal me parece que esa es una de las principales creencias limitantes en los negocios que impide que muchas […]

Por Mauricio Leal Goldstein

En muchas ocasiones me ha tocado escuchar a los directores y directoras de empresas pequeñas y medianas decir “Me encantaría hacer planeación, pero tengo que decidir entre operar y planear”, en lo personal me parece que esa es una de las principales creencias limitantes en los negocios que impide que muchas empresas desarrollen el máximo de su potencial.

Es entendible preocuparnos por lo inmediato, necesitamos que las cosas operen de la manera adecuada, pero qué pasa si no podemos ver hacia dónde nos estamos dirigiendo, si no revisamos que lo que hacemos en el día a día nos está llevando en la ruta adecuada.

Una analogía sería que nos subamos en nuestro carro y manejemos, estamos operando y avanzando, pero ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuánto vamos a tardar en llegar? ¿Cada parte del auto esta haciendo su trabajo? ¿Nos va a alcanzar la gasolina?, al responder estas preguntas estamos planeando nuestro viaje.

Actualmente, estamos enfrentando momentos de incertidumbre, nuestras empresas están siendo afectadas por las políticas económicas, la transformación digital 4.0 y los cambios en el comportamiento de los consumidores, ¿Podemos darnos el lujo de no planear en donde queremos que nuestra empresa este en 5 años?

¿Cuáles deben ser los elementos básicos de tu plan estratégico?

Responsable: Área dentro de la empresa comprometida con el logro de ciertos objetivos del plan, ejemplo: Gerencia Comercial

Objetivo: Lo que quieren lograr, ejemplo: Aumentar nuestras ventas en X%

Metas: Son las actividades que implementaran para lograr el objetivo, ejemplo: Implementar estrategia de venta en línea.

Duración: Es el periodo de tiempo que la empresa se enfocará a realizarlo, ejemplo: Plan Estratégico 2025.